Todo sobre la inscripción de viviendas en el Registro de la Propiedad

Índice de contenidos

Para comprar una casa hay que pasar por el Registro de la Propiedad. Primero, para pedir la nota simple y conocer todos los datos sobre ella. Después, para cambiar la titularidad y que se nos reconozca como nuevo propietario. Te mostramos toda la información sobre esta institución pública.

¿Qué es el Registro de la Propiedad?

El Registro de la Propiedad tiene por objeto la inscripción o anotación de los actos, contratos y resoluciones judiciales o administrativas que afecten a la propiedad y a otros derechos sobre bienes inmuebles (fincas, casas, naves industriales, etc.),  así como los derechos sobre ellos (hipotecas, embargos, etc.).

¿Es obligatorio inscribir mi vivienda en el Registro?

No es obligatorio, pero sí recomendable. Al inscribir los inmuebles en el Registro de la Propiedad se genera mayor seguridad jurídica en las transacciones. Para comprar una vivienda, lo ideal es acudir al Registro y solicitar información sobre el inmueble (lo mejor es pedir la nota simple, que se explicará más adelante). De este modo, se podrá comprobar si el propietario es quién dice ser o si cuenta con cargas, entre otros aspectos a tener en cuenta. En cambio, la inscripción en el catastro sí que es obligatoria.

¿Cuál es el riesgo que se corre si no se inscribe la vivienda en el Registro de la Propiedad?

No registrar la propiedad a tu nombre no acredita que seas el dueño. Es decir, la seguridad jurídica es muy baja y puede llegar a ocasionar problemas en el futuro, como que la vendan sin tu consentimiento o que la lleguen embargar por deudas del anterior propietario.

¿Cuánto cuesta registrar una propiedad?

El precio de la inscripción depende del valor que se asigne a la vivienda en las escrituras, la ubicación de la misma y sus características. A esto se le llama valor registral. Los honorarios de los registradores de la propiedad están fijados por el Arancel de los Registradores de la Propiedad, que fijan el máximo que pueden cobrar. 

Esta es la escala de precios que fija el Real Decreto 1427/1989 por el que se aprueba el Arancel de los Registradores de la Propiedad:

  • Por un valor igual o menor a 6.010,12 euros se pagará 24,04 euros.
  • Por el exceso del valor que oscile entre 6.010,13 y 30.050,61 euros se pagará 1,75 por cada 1.000.
  • Por el exceso del valor que oscile entre 30.050,62 y 60.101,21 euros pagará 1,25 por cada 1.000.
  • Por el exceso del valor que oscile entre 60.101,22 y 150.253,03 euros pagará 0,75 por cada 1.000.
  • Por el exceso del valor que oscile entre 150.253,04 y 601.012,10 euros pagará 0,30 por cada 1.000.
  • Por el valor que exceda de 601.012,10 euros pagará 0,20 por cada 1.000.

El precio del registro medio se estima entre 600 y 1.000 euros y nunca será inferior a 24,04 euros ni superior a 2.181,67 euros.

¿Qué registro de la propiedad me corresponde?

Según Registradores de España, la totalidad del territorio español está dividido en circunscripciones, denominados distritos hipotecarios. A cada distrito hipotecario le corresponde un Registro de la Propiedad, a cargo de un registrador de la propiedad. En su web hay un mapa dividido en provincias en el que se puede filtrar por localidad y así encontrar el que te corresponde.

Cómo registrar una propiedad en el Registro

Para inscribir tu vivienda en el Registro de la Propiedad se requieren únicamente tres documentos:

  • Una copia autorizada ante notario de la escritura pública de venta
  • El  Impreso de Autoliquidación que justifique el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales correspondiente a su comunidad autónoma.
  • La justificación de haber presentado el documento para el pago de la plusvalía municipal.

La presentación de estos documentos se puede hacer de forma presencial en la Oficina Registral de la localidad de la vivienda adquirida. La puede llevar a cabo el comprador, por una gestoría o por la notaría. También la puede hacer el notario ante el cual se ha otorgado la escritura por vía telemática.

¿Cuánto tarda el Registro en inscribir un inmueble?

Una vez presentados los documentos, la inscripción se practicará  dentro de los siguientes 15 días hábiles. El registrador comprobará que el contrato se ha celebrado con todos los requisitos que establece la ley para que tenga plena eficacia y pueda acceder al Registro el derecho de propiedad del comprador.

Si el registrador entiende que el documento tiene algún defecto que impide su inscripción, lo notificará de forma fehaciente para que se subsane o,  en caso de que el interesado no esté de acuerdo con la calificación del registrador, se solicite la revisión de la calificación por alguno de los procedimientos que determina la ley.

Después de realizarse la inscripción en el Registro de la Propiedad, éste comunica al Catastro el cambio de titularidad de la vivienda. Una vez se ha inscrito en el catastro, el derecho dura para siempre, sin que sea necesario renovarlo ni volver a pagar cantidad alguna por el mantenimiento de la protección registral.

¿Qué es una nota simple registral?

La nota simple es un documento informativo que resume todos los datos de interés de un inmueble (titularidad, cargas, dimensiones, etc.). Concretamente, aporta la siguiente información:

  • Descripción de la finca: La  información sobre los m2 de la vivienda, la referencia catastral, su división, la ubicación, las lindes, etcétera. Muchas veces, la información registral no coincide con la catastral. Si sucede esto, deberíamos comunicarnos con el catastro para cotejar la información.
  • Titularidad de la finca: Aparece el nombre y apellidos de los dueños del inmueble y el porcentaje que poseen, en caso de que haya más de uno.
  • Cargas: Sin duda es una de las partes más importantes a tener en cuenta a la hora de una compraventa. En ella aparecen las hipotecas, los embargos y los gravámenes, entre otras cuestiones.

¿Cómo pedir una nota simple en el Registro?

Para pedir una nota simple hay dos opciones. De forma online o presencial. Para ambas necesitarás aportar cierta información sobre la finca que quieras consultar. Algunos de los datos que requerirás son:

  • Datos registrales de la finca: Número del Registro de la Propiedad y la ubicación para facilitar la localización del inmueble.
  • Titularidad: Nombre completo del propietario, además del NIF del mismo.
  • IDUFIR (Identificador Único de Finca Registral): Cada vivienda dispone de un número único que se asocia a cada inmueble. Si se dispone de esto, no se necesita aportar más información.

Puedes acudir de forma presencial al Registro de la localidad dónde esté registrada la vivienda con estos datos o puedes hacerlo online. En ambos supuestos tendrás que abonar la tasa correspondiente.

¿Cuánto cuesta una nota simple del Registro de la Propiedad?

Depende del lugar desde donde se solicite el precio varía.

  • Registro de la Propiedad de forma presencial: 3,64 euros.
  • Online, por la web de Registradores de España: 9,02 euros. 
  • Intermediario o gestoría: Suelen cobrar alrededor de 20 o 30 euros.

¿Cómo pedir la nota simple online?

Pedir la nota simple online es un trámite sencillo. Tienes que acceder a la web del Registro Online y seleccionar la opción de “solicitar nota simple”. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.